Saltar al contenido

¿Comprar o Hacer Repisas Flotantes?

comprar o hacer repisas flotantes

Si has llegado a este artículo es debido a que un no has decidido que es mejor opción para ti, si comprar o hacer tus propias repisas flotantes.

En este artículo te voy a compartir la información necesaria así como mi opinión, esto para que consideres los pros y contras de cada opción.

En lo personal, yo prefiero comprar mis repisas flotantes, no me gusta y no me considero bueno trabajando con la madera, al mismo tiempo que soy muy perfeccionista.

Para mí el diseño lo es todo en una repisa flotante, y si soy yo el que las va a hacer, existen muchas posibilidades de que este sea deficiente, así que todo puede apuntar a que pierda tiempo, energía e incluso dinero.

Ahora mi caso no tiene por que ser el tuyo, vamos a hablar de forma objetiva para llegar a la mejor conclusión.

El Factor Precio

Al momento de preguntarnos si la mejor opción es comprar o hacer nuestros estantes flotantes, el precio tiene un papel esencial y con frecuencia es este el que determina nuestra decisión.

Sin duda alguna hacer una repisa es más barato, y puede serlo por mucho. Sin embargo antes debemos considerar los materiales que necesitamos, como lo son el taladro, la madera cortada, la lijadora (a menos que lijemos de forma manual).

Si quieres hacer una repisa flotante y no cuentas con estos materiales te recomiendo ir a la fácil y comprar, a menos que tu intención se hacer unas cuantas repisas.

Si esto no es así, gastaras el triple o más comprando los materiales.

De igual forma ten en cuenta que hoy en día existen repisas flotantes muy económicas con diseños agradables.

Tiempo y dinero

Muchas veces sólo consideramos el dinero que nos vamos a gastar, sin embargo, no le asignamos valor a nuestro tiempo.

Debemos tomar en consideración aquello que vamos a dejar de hacer para elaborar nuestra repisa flotante.

Considera si puedes dedicar un día a la creación de tu repisa, piensa en lo que podrías hacer si no estuvieras construyendo el estante flotante y asigna un precio.

Después, compara el valor de tu tiempo con el de una repisa nueva y ve si vale la pena.

¿Te apasiona la idea de crear una repisa flotante?

Esta pregunta es esencial, si uno va a hacer algo que no le gusta es mejor cobrar, hacerlo gratis es por deber o por mera insensatez.

Pocas veces tenemos en cuenta este punto, construir algo, por más simple que sea, como es el caso de la repisa, puede ser estresante si la construcción y el armado de cosas no nos gusta, aunque sea un poco.

Hay que tomar en cuenta que existe la posibilidad, aunque sea poca, de que las cosas no salgan como lo esperábamos, esto puede resultar muy frustrante si decidiste hacer el esfuerzo sin que la idea te gustará.

Si al final de día no lo disfrutaste, no salió bien la cosa, y terminarás comprando un estante flotante nuevo no valio la pena el tiempo y el esfuerzo invertido.

Es mejor que la idea nos atraiga y nos resulte un proceso entretenido, así, sin importar que los resultados no sean los esperados, habrás disfrutado del proceso y habrás ganado experiencia.

¿Qué tanta importancia le das al diseño?

Si tu caso es como el mio y te importa demasiado el diseño de las repisas flotantes, debes de tener en cuenta que si decides hacer tus propias repisas, el diseño será limitado.

Esto se debe a que si solo contamos con los materiales básicos no podremos modelar la madera a nuestras preferencias.

De igual forma el tratamiento a la madera es muy diferente. Aquellos especializados en la elaboración de repisas flotantes, dan acabados particulares a la madera, acabados muy difíciles de igualar con herramientas de casa.

Si el diseño para ti pasa a segundo plano y tu objetivo es simplemente optimizar espacios no tendrás problema.

Conclusiones, ¿compro o hago mi repisa?

Si te atrae la idea de dedicar un día a hacer un poco de carpintería, tienes el tiempo, es algo que te gustaría hacerlo más de una vez, y cuentas con las herramientas básicas, ¡adelante! crea tu repisa flotante, seguro que lo disfrutarás.

Si el tema es meramente económico, piensalo 2 veces, toma en cuenta el costo de los materiales, y el costo de tu tiempo, si las cosas no salen bien puede que termines más de la cuenta.

Te recomiendo buscar antes, puede que haya repisas flotantes a muy buen precio y no te salga tan caro.

Al mismo tiempo que contarás con un producto que te resulta agradable.

Si lo que quieres es brindar un producto con calidad y un buen diseño, y no te interesa mucho la carpintería, lo mejor es comprar repisas flotantes.